Alitas de pollo picantes y St Bernardus Extra 4

Alitas de pollo picantes y St Bernardus Extra 4

Combinamos sabores asiáticos con cítricos y la frescura de la cerveza St Bernardus Extra 4 como ingrediente en este snack. Esta misma frescura también compensa agradablemente el picante de las alitas de pollo. También es un plato perfecto para abrir una botella de nuestra St Bernardus Extra 4 como cerveza para el maridaje.

Raciones: 4 personas

Tiempo necesario: 1 día/noche de marinado + 30 minutos de fritura

Equipamiento: Barbacoa

Ingredientes

100 ml de aceite de sésamo, 1 cucharadita de café de pimentón en polvo, 1 cucharadita de café de comino en polvo, 1 cucharadita de café de cilantro en polvo, 1 punta de cuchillo de pimienta de cayena, 25 ml de salsa de soja, 1 botella de St.Bernardus Extra 4, 2 clavos de ajo, 1 cucharada de “mirin” (vino dulce de arroz), 1 cucharada de azúcar moreno, 3 cm de jengibre, 1 ramita de citronela, 12 alitas de pollo.

Para el final: semillas de sésamo y cilantro

Preparación

Pica el ajo, la citronela y el jengibre. Mezclar con el aceite de sésamo, la salsa de soja, el comino, el pimentón, la cayena, el cilantro en polvo, el azúcar, la cerveza St.Bernardus Extra 4 y el “mirin”.

Marinar las alitas de pollo durante la noche. Colócalos en una bolsa para congelar. Ciérrala y colócala en la nevera.
Al día siguiente precalentar el horno (180°C) o la barbacoa. Retira las alitas de pollo de la marinada.

Sécalos con una toalla de papel.

Colócalos en una bandeja para hornear y ponlos durante 15 a 20 minutos en el horno tibio o hasta que estén listos. ¿Tienes el clima perfecto para una barbacoa? Ásalos en una barbacoa caliente. Dales la vuelta regularmente y úntalos con la marinada de vez en cuando.

Remátalos con cilantro fino, semillas de sésamo y sírvelos con una St Bernardus Extra 4.

¡Disfruta de tu comida y salud!


Esta receta fue hecha por BBQ Bastard. ¿Has utilizado alguna de nuestras cervezas en tu propia receta sabrosa? Compártelo con nosotros en marketing@sintbernardus.be y, quién sabe, tus esfuerzos pueden verse recompensados.